����������������������������������������������������������

INFORME JURÍDICO sobre la situación IGNOMINIOSA
en que se encuentran las MEDICINAS NATURALES

en España y en el mundo, contra toda razón y ley.

 

   A)��������������� SITUACIÓN LEGAL en España al día de hoy(1-IX-2001)

 

La profesión de MÉDICO NATURISTA

está totalmente legalizada por:

 

              I.       Poder JUDICIAL.- Sentencias del T. S.de19-06-89 y5-7-1992

 

           II.       Poder JUDICIAL.- Auto del Tribunal Constitucional rechazando el recurso de amparo del Colegio Profesional de Médicos de Sevilla que solicitaba la anulación de ambas Sentencias, por estimar los argumentos esgrimidos como cosa ya juzgada por el Tribunal Supremo.

 

         III.       Poder EJECUTIVO.- Real Decreto Legislativo nº 1175 de 28 de Septiembre de 1990 que establece el epígrafe fiscal 841 para tributación de los PROFESIONALES PARASANITARIOS, o MEDICINAS NATURALES.

 

        IV.      PODER LIGISLATIVO.- Tal Real Decreto Legislativo nº 1175 fue previamente debatido y consensuado por las CORTES ESPAÑOLAS a través del Congreso y el Senado.

 

¡Los PODERES FÁCTICOS de la Gobernabilidad de los pueblos del mundo

reconocen nuestra legalidad!

 

¡¡¡ Ante el imperio de la LeySOMOS TOTALMENTE LEGALES !!!

 

¿Por qué nos ignora, nos cuestiona y discrimina el Gobierno?

 

    B)���     POSICIONAMIENTO del Consejo General de Licenciados en Medicina y Cirugía.

 

La Revista nº 25 de Enero-Febrero 1993 de la O.M.C. recoge el rechazo del Consejo General al proyecto, no de Ley, presentado a las Cortes por el Grupo Socialista para la declaración oficial del Gobierno de ser consideradas �especialidades Médicas� la Acupuntura y la Homeopatía. Se fundamenta el rechazo en que ambas formas de curar �no son científicas�. En dicha revista se amenaza a los profesionales alópatas que �estudien, impartan o practiquen estas artes curativas� con graves sanciones por el Comité Deontológico, tildándoles despectivamente de �curanderos�. Esa postura sigue vigente pues en octubre de 2000 se reiteraba la misma situación de intransigencia por el Comité Deontológico de la O.M.C. Hoy, sin embargo, la postura, en la práctica, ha cambiado, pues, incluso, la aociaciones mdicas que antes eran legítimas y dejaron de serlo el 1 de Enero de 1992, están domiciliadas en los Colegios Provinciales y en el propio Consejo General, postura de connivencia increíble, que constituye un desprestigio para el colectivo, en grado de gran escándalo. Esa connivencia implica, dicho sea con todos los respetos, una clara complicidad de la que exigimos explicaciones convincentes.

 

Queremos dejar bien clara y descubierta esta inexplicable postura de la O.M.C., que obedece claramente a intereses, no sanitarios sino económicos, pues la OMC se da cuenta de que la opinión pública prefiere la medicina natural porque no conlleva peligrosidad. Ven, asustados, que las consultas decaen y que lo natural se incrementa. Además, este peligro se detecta por las multinacionales del fármaco, y el negocio es el negocio. Los intereses se imponen a la salud. Las multinacionales del tóxico fármaco y sus acólitos imponen la ley de la selva. No les �conviene� nuestra presencia y punto, porque se les acaba el �negocio� de la salud.

 

C)��������������� POSICIONAMIENTO de las CORTES ESPAÑOLAS.

 

El primer escrito que elevamos a las Cortes Españolas es de fecha 26 de Junio de 1987, es decir, hace quince años. El expediente comenzó a tramitarse pero luego se �extravió�. La reproducimos en tres posteriores ocasiones y siempre el �silencio administrativo� lo anulaba. ¡Increíble pero cierto!y totalmente inadmisible por ser acto de clarísima e ignominiosa violación de la leyes vigentes, cometida ante las Cortes Españolas en las que radica la soberanía nacional.

 

Es el momento de exigir responsabilidades, CAIGA quién CAIGA, porque si en las Cortes se �extravían� los expedientes, el Estado de Derecho deja de existir.


D)     POSICIONAMIENTO DEL GOBIERNO ESPAÑOL

 

Increíble, intolerable, ignominioso, conculcador de la Ley y completamente partidista y discriminatorio al contravenir los postulados de la Carta Magna de los Derechos Humanos con totalolvido de la Constitución, infringidos una y mil veces. El Gobierno no sólo pretende abortar la Ley, cuando su obligación es la de �respetar y hacer que se respete la Constitución Española�, es decir, todo lo contrario a lo que hace. Dice ser �demócrata� y actúa desde la más estricta dictadura al proteger descaradamente a los ilegales. Repetimos con rabia contenida, con vergüenza ajena y con dignidad que caiga quién caiga.

 

Los insultos, amenazas, vejaciones, ignominias, boicoteos, expoliaciones, estafas, falsedades en documentos al Parlamento Europeo (que tergiversan la Resolución de 28-5-97), asaltos de gabinetes de trabajo, falsas denuncias ante centenares de juzgados, etc., que venimos soportando en todo este tiempo por defender nuestro derecho y dignidad ultrajada una y mil veces, con violación clarísima y flagrante de los "derechos y libertades" de los que habla el capitulo II de nuestra Constitución, nos obligan a solicitar del Excmo. Sr. Presidente del Gobierno la supresión de varios artículos de la misma, con el fin de evitar que el grave delito de perjurio se continuara produciendo cotidianamente ya que tanto el ministro de Sanidad de turno y los cinco o seis que le precedieron, como el propio presidente, han jurado "respetar la Constitución y hacer que ésta se cumpla" pero lejos de hacerlo, consentían los desmanes, contra nuestro colectivo que, una y otra vez,denunciábamos, sin tramitar nunca los mismos, en clara desobediencia del artículo 42-I de la Ley 30/92, que dice :

 

La Administración está obligada a dictar resolución en todos losprocedimientosque se le planteen.

 

Fueron miles de escritos petitorios los presentados en el Registro de cada Departamento ministerial de los que tenemos y ofrecemos, como prueba indubitable, copia sellada. Pero jamás se contestó a ninguno, contraviniéndose así la Ley 30/92, que exige a la Administración pública, repetimos, dictar resolución expresa en todos los procedimientos.��������������

 

No cabe, pues, ninguna interpretación al respecto, ya que el Grupo fiscal 83, determina los varios epígrafes (831 al 840) correspondientes a la SANIDAD, hasta entonces única medicina oficial. Es en estos epígrafes donde están incluidos para tributar a las arcas del Tesoro Público, los Médicos Alópatas y los Médicos Naturistas, (Epígrafe 841) ¿Por qué se obstruye así la acción de la ley y la acción de las justicia? Se nos masacra, sin paliativos, con la total indefensión.

 

No obstante, esta batalla la hemos ganado los médicos naturistas

 

Sin embargo, muchos de ellos, ejerciendo las medicinas naturales, -que no las alopáticas-en clara invasión de nuestras actividades profesionalesy en evidente desobediencia a su propio Consejo General de Médicos, se constituyeron en asociaciones de Medicina Natural, sin tributar por el epígrafe fiscal 841 y, más aún, pues pretenden anular a los verdaderos profesionales parasanitarios, para los que expresamente se dictó dicho epígrafe, al negárseles el ejercicio profesional, (se nos estafa desde la Ley) además del acceso a sus congresos, con evidente desprecio del artículo 14 de la Constitución Española y de los "derechos fundamentales y de las libertades públicas" de que hablan los artículos siguientes. ¿No es obligación del Estado perseguir el manifiesto y denunciado fraudefiscal?

 

Son muy valientes y desafiantes, pues no sólo defraudan al erario si no que, además, y con el apoyo de los Colegios de Médicos y Farmacéuticos, violan sistemáticamente la Constitución, hasta el punto de discriminar a nuestro colectivo de Médicos Naturistas, según se desprende de las convocatorias de congresos como los celebrados en Madrid el 26-XI-00, 10-XI-00 y el 24-XI-00 como ya hemos declarado, y lo hacen, nada menos, que mediante asociaciones mafiosas por ilegales y defraudadoras, con burla de mal gusto lo que convierte el gesto en ignominioso.

 

La discriminación contradice al artículo 14 de la Constitución y no deja lugar a dudas, pues dice literalmente :

 

��� Artículo 14.- Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón���������� denacimiento, raza, sexo, religión, opinión, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social

 

E)     POSICIONAMIENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO.

 

El Parlamento Europeo se pronunció legalmente en la Resolución de 28 de Mayo de 1997 al recomendar a los Estados miembros la ordenación jurídica de las llamadas Medicinas No Convencionales (Parasanitarias),�� pero el Gobierno Español desobedeció el mandato e, incluso, no nos hizo caso cuando acudimos pidiendo esta regulación. Lógicamente el Gobierno tenía miedo a las multinacionales del fármaco ante la pérdida del negocio que se vaticinaba.

 

Es por eso que nos vemos obligados a acudir al Parlamento Europeo, denunciando los hechos y solicitando protección.

 

     F)     POSICIONAMIENTO de la OPINIÓN PÚBLICA.

 

CARTA MAGNA DE LOS DERECHO HUMANOS.- La Carta Magna de los Derechos Humanos es claramente violada por este grupito reducido de médicos que, incapaces de ejercer la medicina alopática, asaltaron materialmente nuestra legítima actividad con el soporte de sus estudios universitarios y la clarísima y flagrante violación de la Ley.

 

Seguramente ellos fueron a la universidad yentraron en ellas (las universidades) con el propósito de recibir un título, pero ella, la UNIVERSIDAD, no entró en ellos. Por falta de vocación, por no asistir con asiduidad a las clases, por incapacidad, por lo que sea, pero lo cierto es que vieron más fácil el camino, antagónico y totalmente opuesto, de las Medicinas Naturales, y por eso se pasaron a las medicinas que ignoran y, por ende, desprestigian, ya que mal pueden ejercerlas quienes no las conocen.

 

No queremos decir textualmente que sean todos los alópatas los que ofrezcan tan escasos conocimientos didácticos, pues hay muchos, incorporados a nuestras asociaciones de gran capacidad. Nosotros hablamos de los pícaros, poco estudiosos, y bastante deficientes; incapaces de dignificar una labor humanitaria trascendente. Se sienten protegidos por las multinacionales y por el Gobierno. De hecho muchos de éstos están incrustados �como funcionarios públicos- en el Ministerio de Sanidad, en dónde nosotros no podemos entrar porque no nos dejan. Allí ellos mandan con toda impunidad.

�� G)��������������� POSICIONAMIENTO de los MÉDICOS ALOPATAS.

 

Estas asociaciones inicialmente legales y posteriormente decaídas de su derecho a la inscripción en el Registro, sin control, crean serios problemas entre losdos colectivos de Médicos Alópatas y Médicos Naturistas, pues acuden a todos los procedimientos ilegales para hacerse valer, con la presunta irresponsabilidad de varios delitos denunciados por nosotros ante el Excmo. Sr. Fiscal General del Estado en escrito de fecha 16 XI-00.

En esas "asociaciones de médicos", metidos, muchos de ellos, a naturistas por "ciencia infusa" o arte mágica de los polvos de la "madre Celestina", están inscritos, también, muchos "falsos médicos" que adquirieron sus "títulos" comprándolos en el extranjero que luego convalidaban al amparo de convenios culturales. Son muchos los falsos médicos que fueron denunciados por nosotros, con nombres y apellidos, pero el gran corporativismo de sus Colegios les otorgan carnet de corsarios o bula y por eso insistimos en recalcar la falsedad -aunque ésta no se persiga como es de ley- y con el exclusivo fin de proteger nuestras actividades profesionales y dignidad personal, así como el prestigio de la medicina. 

 

Queremos dejar bien claro, y no nos cansaremos de repetirlo, que nosotros no estamos en contra de los buenos y competentes profesionales de la medicina alopática, sino de los que perturban estas buenas relaciones, porque ello es indispensable para un mejor servicio y ayuda para el enfermo que así podrá beneficiarse de los recursos gratuitos que, para todos, ofrece día a día la SABIA NATURALEZA. Son los que:

 

1.      Abandonaron la medicina alopática por evidente incapacidad, seguramente por insuficiente conocimiento de causa, falta de preparación académica, desidia, o falta de humanidad.

2.      No tienen VOCACIÓN Profesional.

3.      Tienen títulos legítimamente expedidos por el GobiernoEspañol en función de convalidaciones al amparo de convenios internacionales, pero los títulos de que se sirvieron para la convalidación eran falsos, como ya hemos demostrado. Tenemos listado de otros varios que ejercen en España ilegalmente la medicina.

4.      Alegan poseer, pero no tienen, título de "Medicina Naturista", ni de especialidades varias, que no existen legalmente, como demostramos. (Véanse los artículos 6-7 y 8 del Real Decreto 1496 de 6-XI-1981)

5.      Ni son "doctores", como dicen ser, en su propaganda impresa, pues no realizaron los cursos universitarios exigidos por ley.

6.      Pero sí son defraudadores fiscales, ya que para realizar estas terapias es exigible la tributación por el epígrafe nº 841.

7.      Es falso que ninguna universidad avale "sus" estudios pues en España ninguna de ellas imparte, con valor académico, estas disciplinas. Lo que "saben", sin lugar a dudas, lo aprendieron en nuestras Academias privadas, a través de los libros escritos por los naturópatas, es decir, por nosotros y de ahí, probablemente, su frustración y resentimiento.

 

Todos estamos totalmente de acuerdo, a saber:

 

[ El Consejo General de Colegios de Médicos Alópatas, que insiste una vez más, en que las Medicinas Naturales no sean declaradas especialidades médicas. (véase Revista nº 29/93) y (DiarioMédico de 20-X-99).No quieren que sean ejercidas por nosotros y se �sacrifican� a ejercerlas ellos.

[ El Consejo General de Colegios de Médicos Naturistas recientemente creado, que en todo el mundo se multiplican para que los enfermos puedan recibir prioritariamente remedios naturalesexentos de peligrosidad y de efectos secundarios.

[ El Tribunal Supremo de Justicia, que con sus sentencias, que constituyen jurisprudencia penal,señala los dos campos de acción médica, perfectamente tipificados, para ambas medicinas.

[ Los medios informativos, cada vez más receptivos.

[ El pueblo en general, que asustado por los acontecimientos cotidianos en materia alimentaria, exige el retorno a la sana y natural alimentación, en lucha contra la química tóxica, causante de la yatrogenia que cotidianamente sufrimos.

 

Sólo son unas escasas docenas de médicos irresponsables y ambiciosos de poder, los que discrepan y crean graves problemas de confusión ante el enfermo y ante su propio Colegio de Médicos que, por otra parte, se empecina en no aceptar estas disciplinas médicas, primero en la revista nº 25/93 y luego, en la reiteración del presidente del Comité Deontológico al insistir en que "la Acupuntura y la Homeopatía" no deben ser reconocidas nunca como especialidades médicas por no ser científicas.

 

¿Se debe consentir esta indisciplina que llega al paroxismo, al negar el debido respeto a su propio Consejo General e, incluso, nada menos que al IMPERIO DE LA LEY?

 

Estamos ante una auténtica invasión de nuestras legítimas funciones por parte de unos profesionales irresponsables que sólo tienen una similitud fonética, pero no funcional, ni operativa:

 

a).- Medicinas Alopáticas, que curan con fármacos intoxicantes, que propician casi siempre gravessecuelas y efectos secundarios.

b).-Medicinas Naturopáticas, que curan con remedios curativos pero inocuos, sin efectos secundarios sin el más mínimo peligro y que son la medicina preventiva por excelencia.

 

El choque divergente (contrario o similar) de ambas medicinas es tan distinto, como sus principios. La enseñanza universitaria de los alópatas jamás permitirá aceptar las leyes de la naturaleza y hace imposible a sus estudiosos el que puedan comprender, asimilar y practicar las normas y bases de la otra medicina.

 

El intrusismo es evidente, sin lugar a la más mínima duda. Lo que debe ser prioritario, por encima de todo, es el enfermo. Él es el que, con la ley en la mano, debe decidir la medicina que estime preferente y no la que se le quiera imponer.

 

Las medicinas alopáticas pueden lógicamente institucionalizar las asociaciones que quieran dentro de sus propias actividades por las que tributan fiscalmente (epígrafes 831 al 840), pero no las actividades ajenas de otra profesión, como es la nuestra de Medicinas Naturales.

 

Y las medicinas naturistas (o No Convencionales) podrán crear las propias de su epígrafe 841.

 

Aquí los alópatas pretenden ordenar al sector de médicos naturistas y esto es anormal e inconsecuente y absurdo. Es claro que no sólo no conocen el alcance de su título de "licenciados en Medicina" y lo confunden todo. Sencillamente son impresentables.

 

Pero (insistimos totalmente indignados) lo que no puede consentirse, por lógica aplastante, es que los médicos alópatas, o los abogados,o los fontaneros, o los curanderos,etc. vengan a organizar e imponer criterios a los legítimos médicos naturistas, maestros de los alópatas, ya que lo que conocen nosotros se lo enseñamos.

 

Por lo tanto, y por razones de incongruencia, incoherencia o discriminación, ambas medicinas no son coincidentes, sin que ello quiera decir que sean incompatibles, pero sí pueden sercomplementarias pues, inteligentemente aplicadas, pueden resultar útiles y convenientes en determinados casos como, por ejemplo :

A).- La Medicina alopática es racionalmente más útil y eficaz en casos de traumatismos, de enfermedades agudas, de cirugía, etc., incluso imprescindibles, en no pocos casos.

 

Es la medicina del rico, que se engancha a la enfermedad, a través de la alimentación manipulada. Es la Medicina de la ENFERMEDAD.

 

B).- Las Medicinas naturales son racionalmente más útiles y eficaces en casos de tratamientos crónicos, preventivos, rehabilitadoras, higienistas, etc., incluso imprescindibles, en no menos casos.

 

Son las Medicinas del pobre que se previene contra la enfermedad, a través de los nutrientes rigurosamente sanos. Es la Medicina de la SALUD.

 

 

De ninguna manera podemos aceptar que los médicos que tienen serias dificultades para asimilar nuestras técnicas curativas, que durante más de treinta años han sido nuestros verdugos perseguidores y que sólo viven para destruir a estas Medicinas, auténticamente beneficiosas para la SALUD, presidan nuestras asociaciones humanitarias, por ser ello increíble, pero cierto e injusto.

 

 

En consecuencia y, por no reunir los requisitos mínimos de personalidad coherente y exigible para su posible inscripción en el Registro General de Asociaciones, venimos obligados a

SUPLICAR


que se anulen las inscripciones del Registro Nacional y de todos los Registros Provinciales, de aquellas asociaciones de Medicina Natural, según la Ley 191 de 24 de Diciembre de 1964 BOE nº 311 de 28-12 y disposiciones concordantes especialmente la Ley 1440/1965 y 713/77, 397/88), que no acrediten la libertad de inscripción que pretendan, equivocadamente, estar regidas por médicos alópatas y que correspondan a las disciplinas académicas que no sean de materias reservadas a la Medicina Alopática como especialidades médicas tales com: ACUPUNTURA, NATUROPATÍA, HOMEOPATÍA, OSTEOPATÍA, SOFROLOGÍA, QUIROLOGÍA, etc., pues éstas son las Medicinas Naturales amparadas por el repetido epígrafe fiscal 841, que sólo puedan ser incluidas en Asociaciones regidas por profesionales parasanitarios o naturistas.

 

En este sentido acudimos ante el Ministerio del Interior, del que depende el Registro de Asociaciones previsto por la Ley de 1964, pero tampoco nos hacen caso. Se aferran a que el artículo 22 de la Constitución dice:

 

�4. Las Asociaciones sólo podrán ser disueltas o suspendidas en sus actividades en virtud de resolución judicial motivada�.

 

Ciertamente, pero ¿cómo un juez puede disolver una asociación que no existe, que se disolvió sola por otra ley superior, por imperativo legal?

 

Por cierto, la Universidad Complutense de Madrid, responde a una de nuestras cartas. Vea adjunta dicha carta y la respuesta. Y compruébese el engaño y estafa en que se mueve este tremendo escándalo, pues ni los �masters� son títulos, ni las asociaciones están dispuestas a comprender su ilegalidad, ni los Colegios son serios y responsables pues a sabiendas de su ilegalidad les cobijan, ni los�especialistas� son tales, ni la mayoría de los �doctores� son doctores pues carecen de ese título, ni todos los colegiados son médicos como hemos denunciado a varios �falsos médicos� ante la O.M.C., etc. Algunos médicos alópatas, metidos a naturistas, sólo saben lo poco que estudiaron -pero que no han digerido bien- por los libros escritos por los �no médicos�, es decir, por nosotros los médicos naturistas, los titulares patrimoniales de estas medicinas e invaden sin escrúpulos, atropellándolo todo, incluso con injurias y calumnias en la prensa.

 

La Universidad Complutense en carta de fecha 4 de julio es categórica al afirmar que los �títulos� de �master� sólo son DIPLOMAS pues para obtener el título se requiere precisamente estar en posesión del �título de licenciado�. Y, como el ´título de licenciado en Medicina Natural no existe,�� estamos ante otra falsedad clarísima. Se utiliza a la Universidad para engañar, involucrándola en complicidad.

 

La carta dice asi:

carta

RESUMIENDO:

 

              I.      Las asociaciones de Médicos Alópatas acogidas a la Ley de Asociaciones de 1964, que pretenden mantener su condición de legales a sabiendas de que la Ley 1175 de 28-IX-99 las dejó anuladas de pleno derecho por su incoherencia funcionando durante casi diez años en la ilegalidad, e incurriendo, en ese periodo de tiempo, en numerosos supuestos delitos. Adjuntamos dictamen jurídico del gabinete de Madrid �Abascal Abogados� que demuestra la aplicación justa y correcta de nuestras demandas, en razón y derecho.

 

En la práctica diaria estamos observando que efectivamente estas asociaciones se están silenciando. Sin duda temen sus titulares a nuestras querellas. El problema se está resolviendo solo.

 

           II.      Ya hemos presentado 8 querellas judiciales, concluidas otras seis más que se presentarán en los primeros días de septiembre y se están preparando otras doce más que seguirán a las precedentes.

 

Estas ocho querellas están haciendo el milagro. Tenemos, como decimos, preparadas otras siete para su inmediata presentación y otras varias más en estudio, pero unas y otras no se presentarán si, efectivamente, el grave problema se resuelve. Esperaremos pues, pero no sin consignar el firme propósito de que, cada vez que una de estas fantasmagóricas asociaciones se active, nuestra respuesta será activar todas las querellas de nulidad.

 

           III.       La investigación jurídico-técnico-científica está dando su fruto y pronto todas las más de 5.000 asociaciones, con muchas docenas de miles de médicos alópatas asociados dejarán de amargarnos la vida. De hecho ya están abandonando las asociaciones al admitir su ilegalidad y ante el temor a posibles sentencias condenatorias de la Justicia. No ha de ser ello motivo de represalias, ni de revanchismo por nuestra parte. Nosotros, sus víctimas desde hace más de treinta años, sólo queremos la paz para recuperar el honor, la dignidad, la imagen y los derechos y libertades que proclama la Constitución y la Carta Magna de los Derechos Humanos y para poder seguir ayudando a la humanidad que sufre.

 

Las querellas presentadas o que se presenten, por difamación, calumnias o injurias seguirán su trámite por la vía judicial con el fin de restaurar la necesaria reparación del daño causado en, todo caso.

 

          IV.        concluida la invasión de nuestro campo de trabajo profesional y recuperada la dignidad con anulación de injurias, calumnias, difamación y discriminación, estaremos en condiciones de llevar el éxito a todos los países de Europa y del mundo entero, yaque ese tremendo éxito logrado en España es perfectamente extrapolable para que en todo el mundo, repetimos, las MEDICINAS NATURALES despiertan del letargo a las que las sometieron las multinacionales del fármaco y se restablezca el equilibrio para bien de la humanidad, colocándolas al alcance de todos.

 

Lo que todos deseamos vivamente es que se restablezca la cordialidad entre ambas Medicinas, lo que redundará en beneficio de los pacientes.

No queremos hablar de vencedores o vencidos. Creemos sinceramente que lo que ocurre, después de tantos años de lucha fraterna, es que se impone el imperio de la ley y el sentido común.

 

Confiemos que así sea para bien de todos pues en la agenda de la Medicina Alopática quedan pendientes de resolver muy serios problemas, como por ejemplo:

 

1.      El problema de los fármacos tóxicos.

2.      El problema de los efectos secundarios.

3.      El problema de la multinacional Bayer, con el fármaco �Lipoban�

4.      El problema de los aditivos químicos.

5.      El problema de los aparatos de hemodiálisis de la multinacional �Baxter�

6.      El problema de la hepatitis C.

7.      El abuso de la cirugía.

8.      El problema de los bancos de sangre contaminada.

9.      El problema de los cientos de miles de enfermosin crescendo de �anorexia�

10.  El problema de la legionella. Etc.

11. Los problemas hospitalarios diarios de orden contaminante y de listas de espera,

����� sin olvidar el �sida�, el vicio, el libertinaje y todo cuanto incida en el delito.

 

¡¡¡DETENGÁMOSNOS y colaboremos todos UNIDOS!!!

¡Es el gran problema de la SALUD de los seres humanos!

de TODOS los países del PLANETA

 

[ [ [

 

Madrid, 1 Agosto de 2001

 

 

 

El Presidente 

Fdo.: Fermín Cabal

 

 

A LA ANTERIOR     A LA SIGUIENTE